1/8/13

Baga Biga, una parada obligatoria en Calceteros

Hace cosa de un mes, mientras paseba con los peques me quedé plantada delante de un escaparate boquiabierta durante unos segundos, y a continuación vino la exclamación ¡Por fín!¡Por fín! una tienda  como las que a mí me gustan, juguetes como los de siempre y ropa orgánica.
El escaparate, precioso, tan colorista, invita a entrar por sí solo, pero como yo tengo mi propio " radar rubio buscador de tesoros" como yo le llamo, ante el grito ¡¡Mamáaaaaaaaa elefante!! ¡¡Mira mira mamá, vamos!! ¿quién podía negarse? (aunque para qué nos vamos a engañar, hubiera entrado igualmente de haber ido yo solita).




Lo del escaparate fue un flechazo, lo confieso, y la historia de amor continuó conforme nos íbamos adentrando en la tienda, las paredes de piedra, las cajas de madera pintadas a modo de estantería, y toda esa ropita colgada de la pared, hicieron que me fuera repitiendo la misma frase que exclamé al principio ¡Por fín!




Me encantaron los maletines de Moulin Roty, la mejor forma de pasar tiempo con los niños mientras aprenden cosas nuevas como identificar plantas o  cuidar un pequeño huerto, (ojalá yo hubiera tenido uno de pequeña).


Me podría haber pasado la mañana entera mirando ese enorme mueble cargadito de juguetes tan coloristas y divertidos.




¿Os ha pasado alguna vez que algo os gusta tanto que pensáis que es imposible que vaya a mejor? Pues a veces esas cosas pasan, sobre todo si te plantas delante de una estantería repleta de artículos de origami, kirigami y recortables y encima eres una especie de adicta a ese tipo de manualidades.








Tengo que confesar que se me escapó un pequeño gritito cuando vi el kit de sombras chinescas, así que nos vamos a poner morados este invierno de hacer películas de suspense cuando empiecen las tardes de lluvia.


Me imagino que a estas alturas del post tendréis muchas ganas de hacer una visita a la tienda, ¿y si os digo que me guardo lo mejor para el final?
No sé si muchos conoceréis la marca Aden + Anais, yo la descubrí hace unos meses en una de mis andaduras por los blogs por los que me gusta perderme, y desde entonces no hay semana en la que no visite la web para ver si hay alguna novedad. Personalmente creo que es la mejor eshop de productos ecológicos para bebés que existe en el mercado a día de hoy, así que imaginad la cara de felicidad que se me puso cuando vi las muselinas y baberos colocaditos en esa cesta, colgando de la pared, tan suaves, como con un aura  alrededor esperando a que alguien, yo misma, por poner un ejemplo, se llevase un par a casa ( todo esto imaginadlo con música celestial de fondo, lo sé, soy una peliculera, pero es que no lo puedo evitar, en mi mente las cosas pasan tal cual).




Y además de ver los juguetes más bonitos que había visto en mucho tiempo y ojear unos cuentos preciosos, también pude hacer una de las cosas que más me gusta, descubrir marcas nuevas como FrugiMariceliKidscase y El naturalista   ropa y calzado para bebés y niños confeccionada en algodón orgánico y materiales ecológicos con unos diseños super alegres.








Verdaderamente hubo instantes en los que me hubiera gustado ser yo la niña y salir de la tienda con una sonrisa de oreja a oreja abrazada a mi muñeca de trapo.


 
Así que como ya soy muy mayor para comprarme la muñeca, dejaré los regalos para la "whis list" de Adrián, que hará dos añitos dentro de un mes.
Y aquí os muestro un adelanto de las cosas que más le gustaron.

Guiñoles de Moulin Roty
Puzzles y rompecabezas de Djeco

Guiñol de Haba
No podían faltar los cuentos entre las cosas favoritas de Adrián.
¡No me digáis que no dan ganas de llevárselo a casa aunque sea de adorno!
Y como siempre pasa cuando te lo estás pasando tan bien, la visita a Baga Biga se nos hizo muy corta y podéis creerme que me dio más pena a mí que a Adrián tener que volver a casa.
Así que nos fuimos con un poco de pena por tener que dejar la tienda pero muy contentos, por nuestras muselinas de Aden + Anais y ¡porque volvermos muchas veces!
Espero que disfrutéis tanto como nosotros cuando visitéis la tienda, seguro que sí.

Baga Biga, C/ Calceteros 8, Pamplona.














4 comentarios:

  1. Que genial! Que precioso! Que envidia! Que lastima ser pobre! Me lo llevaria todo!!!!!!
    Mi hermana le compro a Lara un puzzle de djeco -que, por cierto, es como se dice en croata "ninos", que cosas, aunque esta hecho en la France... le encanta, esta tol dia haciendo pollos...
    El blog Noe, es muy tuyo, parece que te oigo y veo, que gustazo, ahora te siento un poquito mas cerca...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que genial! Que precioso! Que envidia! Que lastima ser pobre! Me lo llevaria todo!!!!!!
    Mi hermana le compro a Lara un puzzle de djeco -que, por cierto, es como se dice en croata "ninos", que cosas, aunque esta hecho en la France... le encanta, esta tol dia haciendo pollos...
    El blog Noe, es muy tuyo, parece que te oigo y veo, que gustazo, ahora te siento un poquito mas cerca...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muuuuu bonito!!!!!!!!!!! me encanta, tenias razón cuando dijiste que estaba muy chula, pero lo que mas me ha gustado la ropa, yo quiero esa ropa, ya veo a Eneko y Olaia guapísimos con esa ropa, que petos tan chulos y pantalones a rayas, como me gusta súper colorida y cómoda para trepar y tirarse por el suelo (lastima como acaba luego la ropa, pero bueno, se lo pasan genial ya sabes)
    Besazos

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias Noe, no sabes la ilusión que hace leer estas bonitas palabras después de tanto trabajo... nos has emocionado!
    gracias, gracias, gracias!

    ResponderEliminar