13/5/14

Piñata love

Qué fin de semana hemos pasado más cumpleañero, y además de los que a mí me gustan, con súper tarta casera, confetti y piñata. Ay lo que me gusta a mí una piñata, es verlas y se me aceleran las pulsaciones, quien fuera otra vez niña para tirar de la cuerda o lo que es mejor aún, liarse a golpes con el palo de madera y la venda en los ojos, lo reconozco, es otra de mis frustraciones de la infancia. 
Así que sin mucho misterio ya os imaginaréis de qué va el post de hoy.


Si ahora mismo tuviera que celebrar una fiesta, no dudaría en incluir una piñata aunque el motivo de la celebración no fuese un cumpleaños. Quizás al principio sería un poco chocante una piñata porque sí, pero una vez que nos viéramos todos en el lío tirados en el suelo y peleándonos por los mejores regalos, la cosa se pondría de lo más divertida, porque reconozcámoslo, si hay premios y chuches, nos tiramos todos al suelo como está mandado, yo misma el sábado pasado hice un estiramiento horizontal a ras de suelo, que ni los mejores porteros de fútbol harían ni viviendo tres vidas, pues sí, eso es amor de madre y lo demás tonterías, ¡mi niño no se queda sin caramelos! que el niño simpático de gafas ya lleva cinco o seis" (por poner un ejemplo).
Pues lo que os decía, que no hace falta que estemos de cumple para adornar nuestra fiesta con una piñata, y si no, mirad qué bonita la idea que he encontrado para halloween.


O estas otras para celebrar una reunión de amigas, no se puede terminar una fiesta mejor y con más glamour que con tacones de doce centímetros y a varazo limpio.  Mucho cuidado con las viejas rencillas no vaya a ser que con la excusa de la piñata se os escape un golpecito por aquella vez que vuestra amiga consiguió el teléfono del guapo de la biblioteca antes que vosotras en segundo de carrera.


Y como ya casi es tiempo de veranito, he guardado algunas ideas que me han parecido súper divertidas y muy coloristas para los niños, y que quedarían genial para una fiesta de verano en el jardín, piscina o en el parque.

Y seguramente os estaréis preguntando, ¿cómo me la maravillo yo para hacer una piñata que sea la envidia del vecindario y que no evidencie mi nivel principiante en plan "mira la cutre del tercero, vaya zarrio ha colgado del árbol"? Que no cunda el pánico, os traigo un diy chulísimo que he encontrado en internet, y en forma de luna, espero que os guste mucho y que os quede genial, ya veréis que facilita es.


Ya sabéis, si queréis un fin de fiesta chulo chulo, dadle a la piñata.


1 comentario:

  1. Aviso!!.....que nadie ose ponerse a tu lado si llevas un palo en la mano...... (lo sé por experiencia).
    Lo de tirarse al suelo a por caramelos lo llevas en los genes jajaja

    ResponderEliminar